El spam en la bandeja de correo electrónico han llegado a ser un verdadero dolor de cabeza para compañías y usuarios de forma pareja. Gmail, uno de los servicios con mayor popularidad actualmente, afronta sin descasar a este problema. De forma constante busca nuevas fórmulas para bajar el número de mensajes basura que se reciben todos los días, y la inteligencia artificial ha sido su mejor aliada para conseguir ese propósito.

Google ha dado a conocer que TensorFlow, el cual es un sistema automático (machine learning) generado por sus desarrolladores, tiene la capacidad de bloquear 100 millones de correos spam diariamente, los cuales se acumulan a otros tantos eliminados por distintos métodos. Indican que esta tecnología es capaz de encontrar mensajes que 'antes eran muy difíciles de detectar'.

TensorFlow

En una publicación compartida de forma reciente indican que TensorFlow ya puede bloquear spam que se basa en imágenes, correos con elementos embebidos escondidos y direcciones de reciente creación que resultaron creadas para generar mensajes no solicitados. Si bien el número mencionado es descomunal, los de Mountain View advierten que sólo resulta una mínima parte del total bloqueado todos los días.

La tarea es muy complicada, debido a que hay la posibilidad de borrar un mensaje que para un individuo puede ser relevante. De manera fortuita, sus métodos de aprendizaje automático pueden encontrar patrones de cada usuario y adaptarse individualmente. Evidentemente de igual forma es capaz de aprender las nuevas técnicas que utilizan los spammers para tratar de pasar desapercibidos.

TensorFlow resulta, además, un software de código abierto, haciendo posible que más personas tengan participación en mejoras constantes. Investigadores y otros equipos internos de Google lo utilizan para tareas relacionadas con seguridad, como la identificación de phishing y malware, los dos problemas latentes que son aprovechados por ciberdelincuentes.

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original