Boca Juniors, Copa Libertadores, Primera, River Plate'>

El sábado 24 de noviembre de 2018, lo que debía ser una fiesta deportiva se transformó en uno de los capítulos violentos y tristes más grandes del fútbol nacional.
River y Boca no pudieron disputar la segunda final de la Copa Libertadores por la agresión al micro visitante y, de manera insólita, se enfrentaron recién dos semanas más tarde en Madrid.

A casi tres meses del bochorno, el Ministerio de Transporte -en conjunto con el Ministerio de Seguridad- publicó una medida en Boletín Oficial.

De ahora en más, los micros que trasladan a los planteles de fútbol podrán incorporar vidrios antivandálicos.
Según informaron las autoridades, la idea es 'evitar este tipo de incidentes con la protección de vidrios laminados en toda la carrocería para prevenir posibles agresiones'.

Además, los ómnibus que adopten este sistema tendrán que contar con una salida y cuatro ventanillas de emergencia.

El otro ente involucrado en esta cuestión es la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, encargado de los controles de habilitaciones de micros en el ingreso a los estadios.

LA RESOLUCIÓN COMPLETA

SEGUÍ LEYENDO

Incidentes en la llegada de Boca y 16 detenidos por los desmanes en los alrededores del Monumental

El escalofriante relato del chofer del micro: 'Al momento de los ataques me desvanecí y tomó el volante el vice de Boca'

Las nuevas e impactantes revelaciones de la causa judicial sobre la agresión al micro de Boca

TEMAS RELACIONADOS

Boca Juniors Copa Libertadores Primera River Plate

Fuente: Infobae >> lea el artículo original