Nancy Museda ya había sido noticia por armarse un 'altar' en su escritorio con fotografías del mandatario

Increíble, pero real.
Nancy Museda, empleada del Centro Cívico Municipal, se hizo un enorme tatuaje en su espalda del rostro del intendente de Salta, Gustavo Sáenz.
Pero esta no es la primera vez que demuestra su fanatismo: en su escritorio, armó un altar con fotografías del mandatario.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original