El gobierno de la provincia de Santa Fe informó ayer que se ha dispuesto continuar con el pago de la cláusula de actualización automática de los salarios a estatales, docentes y fuerzas de seguridad entre otros aún iniciado el mes de enero del año 2019.
Como consecuencia de la aplicación del nuevo presupuesto, se resolvió efectuar una modificación en la forma de liquidación, la cual garantiza que se continúe con la cancelación de la popularmente denominada cláusula gatillo.
De esta manera, los trabajadores del Estado van a percibir sus salarios en tiempo y forma con similares valores a los del mes pasado (sueldos de diciembre de 2018) e inmediatamente después, por planilla complementaria, se les va a abonar el monto que corresponda a la aplicación de la cláusula de actualización automática salarial, se informó desde la Casa Gris.  
Cabe aclarar que estos montos van a ser remunerativos, tal como lo venían siendo.
Esta modificación la debe implementar el gobierno de la provincia para que todos los trabajadores sigan teniendo el beneficio de la actualización automática salarial, a pesar de ingresar en un nuevo período fiscal y la aplicación del presupuesto 2019.

De esta manera, y aún antes de iniciar las reuniones paritarias correspondientes al presente año, el gobierno provincial garantiza continuar con el pago de la actualización salarial con fondos correspondientes al Presupuesto del año 2019.

LAS PARITARIAS
EN EL HORIZONTE
La decisión del Gobierno de Miguel Lifschitz busca mantener bajo control a los sindicatos docentes y estatales a poco de convocar a una nueva ronda de negociaciones paritarias para discutir la política salarial de la administración pública central y maestros entre otros. 
Tradicionalmente entre la primera y segunda semana de febrero comienzan las primeras reuniones entre los funcionarios del gobierno provincial y los representantes de los distintos gremios.
Es en el marco de la paritaria docente donde se suelen registrar las mayores diferencias en la discusión que incluye casi como tradición, medidas de fuerza por parte de AMSAFE y el resto de los gremios como factor de presión (o negociación). 
El Gobierno nacional estimó una inflación del 25 por ciento para este 2019, lo que posiblemente se transforme en el piso de la paritaria.
Sin embargo, la mayoría de las consultoras privadas pronostica que el índice de precios al consumidor no bajará del 30%.
Los sindicatos por su parte buscarán recuperar lo que dicen perdió el salario el año pasado en su capacidad de compra más allá de la aplicación de la cláusula gatillo. 


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Fuente: Notife >> lea el artículo original