Se memora que Maximiliano Sosa fue visto por última vez el 21 de diciembre de 2015, cuando a los tres años de edad jugaba con un amigo en la vereda de su casa.

Por entonces lo buscaron por agua, tierra y aire, en tanto ganaba terreno la presunción de que había sido 'entregado' por una importante suma de dinero.

También se dijo que la abuela materna, y quien por entonces era su pareja, lo tenían secuestro en un paraje cercano.

COMENTARIO PERIODISTICO

Hoy la realidad indica que la Policía llevó a cabo excavaciones, y pese al hermetismo que impera oficialmente, se conoció que Claudia Iturre, de FM Alternativa de Ceres, en torno a cuál sería el motivo por lo que se llevaron a cabo dichas labores de excavación, señaló que tres meses atrás una vidente publicó en redes sociales que 'Maxi' está enterrado en el patio de vivienda visitada esta mañana por la Policía.

Y que sería esa la causa por lo cual desde la Justicia federal se dio lugar a un pedido de la mamá del niño, dado que se habría hecho eco de lo que dijo la vidente.

HUBO UNA LABOR DE BUSQUEDA

Por otra parte, se memora que al momento de la desaparIción de 'maxi', se buscó y rastreó con perros entrenados el domicilio visitaDo hoy, así como, también, un predio lindero y la finca en la que residía la pareja (Ariel Malagueño) de la abuela materna (Patricia Sayago).

El resultado fue negativo.

MaxiCaso Maxi: excavaciones en vivienda ceresina

Fuente: Notife >> lea el artículo original